“Huesca más allá de un sueño”

Amazon Prime nos ofrece un muy recomendable documental o ‘docuserie’ titulado “Huesca más allá de un sueño”, que trata sobre un club de fútbol español, el modesto S.D. Huesca.

En el documental creado por ‘Cuerdos de Atar’ podemos ‘colarnos’ en este club justo antes de empezar su primera temporada en Primera División en sus 100 años de historia. El club está planificando la temporada y una ampliación de su estadio, después de conseguir ascender de forma meteórica, primero de Segunda División B a Segunda División y luego a Primera División.

Poder ver el funcionamiento interno de un club modesto como @SDHuesca es una experiencia fuera de lo habitual. Ver cómo es la toma de decisiones importantes dentro del club, de una forma bastante creíble, a nivel de nuevos fichajes y bajas en el equipo.

Además, se muestra la inquietud por el club por construir instalaciones deportivas como algo fundamental para la cantera y el futuro del club, que le permitirá para producir jugadores de la casa que puedan jugar en el primer equipo o ser traspasados a equipos grandes.

En mi opinión, disponer de una ciudad deportiva es vital y tiene todo el sentido del mundo, ya que permite al equipo trabajar y entrenar en las mejores condiciones, pero no se puede olvidar la importancia de la metodología, filosofía del club, la forma de trabajar…buenas Instalaciones sin esa metodología/filosofía de club no sirven de nada, y viceversa, ¿de que sirve tener una buena metodología si no se puede poner en práctica porque no se dispone de unas instalaciones que lo permitan hacer en las mejores condiciones?

El triunfo de los clubes modestos

Llama la atención cómo un club con 6.000 socios(18/19), un estadio de 7.638 espectadores en una ciudad con 52.463 hab.(2018) consiga llegar a 1ª División. Mientras por poner un ejemplo el Hércules de Alicante (@cfhercules) con los mismos socios (6.000 18/19), un estadio de 29.500 espectadores en una ciudad con 331.577 hab. (2018) lleva ya la friolera de 6 temporadas en 2ª División B, que no olvidemos que es un eufemismo, para no llamarla 3ª División, tal y como se denominaba anteriormente.

Viendo los capítulos finales uno no puede evitar recordar esa máxima de que «la realidad siempre supera a la ficción». Seguramente los creadores del docuserie no esperaban encontrarse con el escándalo de compra de partidos que salpicó al presidente del Huesca, el médico del club y algunos jugadores.

Me permito sugerirles a los creadores una segunda parte que tenga como protagonista a un club histórico, que esté compitiendo en una categoría calificada ‘no profesional’, como el Hércules de Alicante y la Segunda División B. No pasará seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *